DEFECTOS QUE PUEDEN PRODUCIRSE AL PINTAR

5.- DEFECTOS QUE PUEDEN PRODUCIRSE AL PINTAR

 

CRÁTERES

CAUSAS: Pintar sobre superficies tratadas con productos a base de siliconas, o utilizar trapos, cepillos, etc. sucios de éstas.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: Limpiar a fondo la superficie. Cuando aparece un cráter, quitar la película de pintura defectuosa y repetir el pintado.

 

 

GRANO o ARENILLA

CAUSAS: Pintar sobre superficies que no han sido limpiadas a fondo. Uso de brochas  o rodillos sucios. Acumulación de polvo. Pintar con una pintura que tenga piel o costra, que se haya roto y mezclado con la pintura.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: Limpiar siempre a fondo las superficies a  pintar. Utilizar brochas y rodillos limpios. Evitar la producción de polvo durante el pintado y secado. Si existiese piel en el recipiente que contiene la pintura hay que extraerla sin producir fragmentos. Si la piel se ha roto produciendo fragmentos, la pintura   debe filtrarse. Las secciones que hayan quedado defectuosas una vez que la película ha quedado perfectamente seca se lijan, y se repintan de modo correcto.

 

 

APARICIÓN DE AMPOLLAS

CAUSAS: Pintar bajo un sol penetrante o en ambientes con fuertes corrientes de  aire. Pintar sobre  óxido o sin pintura antioxidante al exterior. Determinados materiales con cierto grado de absorción (yeso, madera, etc.) que tengan alguna de sus caras sin pintar, pueden absorber humedad por éstas, que traspasara el material hasta aflorar por presión bajo la pintura seca y separarla del sustrato en forma de ampollas.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: Procurar no pintar a pleno sol. El hierro debe imprimarse  siempre. La madera al exterior debe pintarse al dorso y los bordes antes de pintar la cara vista. Cuando aparecen pequeñas ampollas dispersas se podrá corregir con un suave lijado y si es necesario otra mano de pintura. Si las ampollas son muy grandes y concentradas tendrán que ser eliminadas, lijar la superficie y proceder como si el soporte fuese nuevo.

 

 

AGRIETADO O CUARTEO

CAUSAS: Pintar con una pintura poco elástica, sobre otra más susceptible a las tensiones y contracciones. Pintar sobre pintura vieja, brillante y dura sin haberla lijado previamente. Aplicar una pintura inadecuada sobre un determinado material expuesto a unas determinadas condiciones climatológicas.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: Usar siempre pinturas de fondo y de acabado adecuadas para  cada material y ambiente. Si se ha producido el defecto, puede lijarse adecuadamente y dar otra capa  a continuación. Si la zona defectuosa es grande y de difícil reparación, deberá eliminarse toda la capa de pintura y pintar de nuevo.

 

 

ARRUGADOS

CAUSAS: Aplicación de una mano de pintura demasiado gruesa.  Pintar sobre una película de pintura que no está totalmente seca.  Aplicar una capa de pintura con disolventes excesivamente agresivos que atacan la capa de fondo.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: No dar una capa de pintura demasiado gruesa. Esperar a que  la primera mano de pintura esté seca. No aplicar pinturas de disolventes enérgicos sobre películas de pinturas no resistentes. Si las arrugas son producidas por pinturas de disolventes enérgicos aplicadas sobre pinturas que no los toleran, hay que cambiar la pintura de acabado por otra compatible con la capa de fondo, o bien, eliminar toda la pintura y comenzar de  nuevo con productos compatibles.

 

 

MALA CUBRICIÓN

CAUSAS: Si no se remueve bien el producto la pintura no estará homogénea. También puede ocurrir que la pintura esté muy diluida, entonces se aplicará una capa demasiado fina. Aplicar en unas partes mucha pintura y en otras poca.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: Remover bien la  pintura. Diluir la pintura adecuadamente.  Distribuir la película de forma uniforme sobre la superficie a pintar no intentando alargar excesivamente la cantidad de pintura aplicada.  Al hacer un cambio radical de color es necesario dar una capa intermedia de color blanco o con un color que se aproxima a la tonalidad deseada.

 

 

MALA ADHERENCIA

CAUSAS: Pintar sobre superficies que no están perfectamente limpias o que se  han limpiado con ceras o siliconas. Repintar sobre pinturas en mal estado o sobre pinturas a la cal, cola o temple. Repintar sobre pinturas viejas o brillantes sin lijar previamente. Pintar sobre superficies excesivamente lisas. Pintar sobre superficies con alto grado de humedad. Pintar sobre superficies que necesiten pre-tratamientos especiales.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: Pintar siempre sobre soportes perfectamente limpios exentos  de ceras, siliconas, humedad, etc. No pintar nunca sobre pinturas deterioradas.   Utilizar siempre pinturas de fondo y acabado adecuadas para cada material. Eliminar  las secciones con defectos de adherencia, preparar adecuadamente la superficie  específica y volver a pintar.

 

 

DESCOLGADO

CAUSAS: Exceso de dilución. Falta de homogeneidad de la pintura por no remover  correctamente a la pintura antes de pintar. Aplicación de manos de pintura muy gruesas. Empleo de disolventes pesados.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: Diluir la pintura adecuadamente. Remover el producto antes  de pintar. No cargar la brocha excesivamente. Peinar y extender más la  pintura. Si el defecto ya se ha producido, la película  debe de lijarse adecuadamente y volver a pintar de nuevo.

 

 

MALA BROCHABILIDAD

CAUSAS: Pintura demasiado espesa. Pintar en ambientes de temperaturas extremas.   Pintar en ambientes expuestos a corrientes de aire. Pintar o retocar cuando la película de pintura ha empezado a secarse. Pintar con brochas inapropiadas, deterioradas o de mala calidad.

PREVENCIÓN Y SOLUCIÓN: Diluir  la pintura con el diluyente y en la proporción  adecuada. Evitar pintar en corrientes de aire fuertes o en ambientes expuestos a temperaturas extremas. Si se notan defectos tales como secciones de películas desigual, descolgados, transparencias, etc, debidos a una mala brochabilidad, lijar y repintar en condiciones favorables. Utilizar siempre brochas apropiadas.